20 mayo 2016

El poder de las palabras

 ¿Cuántas veces te has preguntado el poder que una simple palabra puede tener en ti?

Últimamente el ser humano se ha plagado de redes sociales, nos comunicamos por mensajes, imágenes, tweets o likes. Por lo tanto el poder de una sola palabra ha cobrado fuerza, el corazón late al leer un Te Amo … un Hermosa, un Linda … pero en verdad es expresar un sentimiento? Acaso no estaremos dejando de lado la esencia de las relaciones humanas, el Contacto Humano.

Las palabras cobran fuerza de la tecnología, ahora podemos obtener versos y frases al instante, sin embargo me sigue inundando la duda de ¿qué tan real es? … Lo sé,  mi desconfianza es notoria, pero en verdad me hace pensar lo fácil que ahora es expresar un sentimiento sin tener que enfrentar a la otra persona, sin el reto de quedarte sin aliento al pronunciar esas precisas palabras, de repasar mentalmente todos y cada uno de los planes realizados para que el momento sea perfecto.

Puedo decir que en cierta forma no es vivir, recuerdo con bastante nostalgia cuando escribía cartas, la manera en que buscaba las palabras correctas y perfectas para poder expresar lo que sentía, si quería que fuera más especial buscaba el verso de alguna canción o me iba ala Biblioteca y buscaba que poema o verso podría agregar ( suena gracioso pero es verdad). Ahora, basta con con consultar al Buscador más famoso y listo, lo tenemos en un instante.

Podría decir que comenzamos a subestimar lo que decimos, pero no lo creo, al menos a mí, me causa conflicto que alguien te “escriba algo” pero no lo demuestre, que te haga pensar que eres especial pero no lo sienta, frases tan trilladas que pierden valor.

El poder de las palabras es, al menos para mí, GIGANTESCO. En los últimos meses he pasado por situaciones que ni yo misma me hubiera imaginado, pero mi problema es el de tener  una buena memoria y poder atención a lo que me dicen. La palabras transmiten poder, obviamente uno le da la importancia que quiera pero … como sacar de la mente eso que me dijo y me hizo temblar? Cómo no recordar aquello que mencionó y me causó mariposas en el estómago?. Pero sobre todo, como no sentir aquellas letras que describían lo mejor de mi.

Soy fan de las palabras, les doy mucho peso, dado que es la manera en que a mí me gusta expresarme, en la que demuestro mis sentimientos y trato de que los demás me comprendan, por eso me torturo con el significado de cada una y por que no decirlo, me desilusiono , sobreviviendo de su escasez y rogando migajas de ellas.

Sé que sueno un poco deprimente, lo sé, sólo que hay cosas que me atornillan la mente y no me dejan descansar, quisiera poder no sentir con lo que me dicen pero realmente soy un ser humando demasiado receptivo y sensible, por más que trate de ocultarlo siempre se nota.

Así que, ¿es acaso esto el fin de esas bella costumbre de escribir? ¿perderemos algún día la capacidad de expresar lo que sentimos?. La facilidad con que podemos acceder a información ¿nos causará un retraso verbal?.

Bueno, es tarde ya y sigo torturándome yo sola, gracias por leerme querido internauta perdido, y tú ¿qué opinas?.

Buenas Madrugadas,


Tania.

PD: Está en mi entrada 400 :O!! Después de 10 años de la creación del Blog, pues me queda decirme ¡Felicidades! <:D!!

No hay comentarios.: