13 julio 2014

Super Luna 2014

Ayer fue unos de esos días en los que no me sentí particularmente bien, las brechas del destino nos juegan malas pasadas, más que a mí a mis seres queridos y es ahí donde más duele.

Hoy no está su risa que me arrulla, ni su vocecita que me encanta, sólo hay silencio, no hay más que decir de lo que se habló, los hechos están ahí, guardados.

En ocasiones los dolores más profundos no son los físicos, esos curan, pero los del corazón tardan bastante (jajaja si sabre yo).

Está noche ya no hay más que hacer, sólo pediré un deseo a esta Luna  hermosa que adorna los cielos y pido a Dios me de fuerzas para continuar.

Buenas Noches!

No hay comentarios.: